Otro

Hamburguesas de pavo con champiñones, parmesano y germen de trigo

Hamburguesas de pavo con champiñones, parmesano y germen de trigo


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Notas

Esta receta funciona mejor con pavo molido magro que no sea 99 por ciento libre de grasa.

Ingredientes

  • 1 cucharadita más 1 cucharada de aceite de oliva, dividida
  • 1½ taza de champiñones cremini picados
  • ½ cucharadita de ajo picado
  • ¾ Libra de pavo molido magro
  • ¼ de taza de germen de trigo tostado original Kretschmer
  • 3 cucharadas de mostaza de Dijon
  • 2 cucharadas de Parmigiano-Reggiano recién rallado
  • ⅛ Cucharadita de pimienta negra
  • Bollos, tomates en rodajas, lechuga y encurtidos, para servir

Direcciones

En una sartén mediana, caliente 1 cucharadita de aceite de oliva a fuego medio hasta que brille. Agregue los champiñones y el ajo, y saltee hasta que los champiñones estén suaves, de 3 a 4 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar.

En un tazón grande, mezcle el pavo, el germen de trigo, la mostaza, el queso, la pimienta negra y los champiñones cocidos. Forme 4 hamburguesas o 8 deslizadores. Ase en la parrilla o en una sartén para parrilla precalentada hasta que esté bien cocido, aproximadamente 5 minutos por lado. Unte con la cucharada de aceite de oliva restante y sirva inmediatamente con todas las guarniciones: bollos, tomates en rodajas, lechuga y encurtidos.

Valores nutricionales

Porciones4

Calorías por porción245

Equivalente de folato (total) 35µg9%

Riboflavina (B2) 0,4 mg 23,2%


Hamburguesa vegana de champiñones y frijoles

Danielle Centoni es una escritora gastronómica y autora de libros de cocina ganadora del premio James Beard Journalism Award, cuya idea de un día perfecto siempre incluye mantequilla, azúcar, harina y un horno.

&veces
información nutricional
Porciones: 4
Cantidad por porcion
Calorías 366
% Valor diario*
Grasa total 14g 17%
Grasa saturada 1g 7%
Colesterol 7 mg 2%
Sodio 665 mg 29%
Carbohidratos totales 50g 18%
Fibra dietética 7g 26%
Azúcares Totales 7g
Proteína 12g
Vitamina C 6 mg 31%
Calcio 154 mg 12%
Hierro 5 mg 25%
Potasio 549 mg 12%
* El% del valor diario (DV) le indica cuánto contribuye un nutriente en una porción de alimento a la dieta diaria. Se utilizan 2.000 calorías al día como consejo nutricional general.

El movimiento de la cocina basada en plantas ha brindado un sinfín de recetas de hamburguesas hermosas y saludables, llenas de nutrición y sabor. Nuestra hamburguesa vegana de hongos sin gluten es solo una de las infinitas opciones que ofrece la cocina vegana. Sin embargo, es uno de los más deliciosos y fáciles de hacer.

Los hongos se pasan por alto como una fuente inagotable de nutrición, pero tienen muchos beneficios con muy pocas calorías. Una porción de 100 gramos de champiñones crudos tiene apenas 24 calorías, pero es una buena fuente de vitaminas B, selenio y vitamina D; si la marca que compra es orgánica y los champiñones se han expuesto a la luz ultravioleta para aumentar los niveles, el porcentaje puede ser mayor.

Combine la textura carnosa de los champiñones con frijoles pintos rellenos de fibra y condimentos, y estará de enhorabuena. Estas hamburguesas vegetarianas son fáciles de hacer: ¡tritúralas, dales forma de hamburguesas, caliéntalas y sírvelas! Para nada desmenuzables, nuestras hamburguesas son jugosas y mantienen su forma. Fríe en la sartén y colócalo en tu panecillo favorito, cubre con verduras frescas, agrega las clásicas guarniciones para hamburguesas y sírvelas con crujientes gajos de papa y una ensalada. Para dietas veganas estrictas, asegúrese de que las guarniciones, las salsas y los bollos también sean veganos. Para dietas sin gluten, reemplace los bollos con pan sin gluten.


Resumen de la receta

  • Agua para cubrir
  • 1 taza de lentejas secas
  • ½ taza de germen de trigo
  • 1 cebolla pequeña, finamente picada
  • ½ taza de pimiento verde finamente picado
  • ¼ taza de queso mozzarella rallado
  • 1 huevo batido
  • 1 cucharada de chile verde finamente picado
  • 1 diente de ajo picado
  • sal y pimienta negra molida al gusto
  • ¼ de taza de aceite vegetal, dividida

Vierta suficiente agua en una olla que cubra las lentejas y el germen de trigo hierva. Agregue las lentejas y el germen de trigo, reduzca el fuego y cocine a fuego lento hasta que las lentejas estén tiernas, agregando más agua si es necesario, de 20 a 25 minutos. Retire la olla del fuego y enfríe ligeramente la mezcla de lentejas hasta que esté espesa y grumosa.

Transfiera la mezcla de puré de lentejas a un tazón. Mezcle la cebolla, el pimiento verde, el queso mozzarella, el huevo, el pimiento verde, el ajo, la sal y la pimienta en la mezcla de lentejas hasta que se formen 8 hamburguesas.

Caliente aproximadamente 2 cucharadas de aceite vegetal en una sartén grande a fuego alto. Baje el fuego a medio-alto y cocine 4 hamburguesas en el aceite caliente hasta que estén doradas, aproximadamente 3 minutos por lado. Repita con el aceite restante y las hamburguesas.


Resumen de la receta

  • 3 huevos
  • 1 ½ tazas de requesón
  • 1 ½ tazas de copos de avena rápidos
  • 3 cucharadas de germen de trigo (opcional)
  • 1 (1 onza) sobre de mezcla de sopa de cebolla seca
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 2 cucharadas de aceite vegetal (para freír)
  • 1 lata (10 onzas) de crema condensada de sopa de champiñones

Precaliente el horno a 350 grados F (175 grados C).

Batir los huevos en un tazón grande. Agregue el requesón, los copos de avena, el germen de trigo, la mezcla de sopa de cebolla seca y el tomillo seco. Forme 8 hamburguesas.

Calentar el aceite en una sartén a fuego medio. Coloque las hamburguesas en aceite y dore por ambos lados. Retire las hamburguesas a una fuente para hornear de 9x13 pulgadas.

Vierta la sopa condensada en un tazón pequeño. Agregue 1/2 lata de agua (o leche) para diluir, luego vierta sobre las hamburguesas.


Hamburguesa de remolacha

Las hamburguesas vegetarianas pueden comenzar a tener el mismo sabor después de un tiempo, por lo que incluir un ingrediente diferente es un buen cambio. Las remolachas agregan un poco de dulzura a estas hamburguesas vegetarianas mientras aumentan el factor de nutrición y agregan un ligero tono púrpura. No es necesario cocinar las remolachas, simplemente córtelas en cuartos y mézclelas con arroz cocido, frijoles negros, chalotes, pan rallado, huevo, perejil y comino.


El poder de las setas

Puede que no tengan poderes mágicos (bueno, no del tipo que respaldaríamos), pero los hongos tienen una versatilidad asombrosa. Obtenga más información sobre estos "chicos divertidos" (¿entiendes?) Y cómo pueden mantener las cosas interesantes en la cocina.

Los hongos se confunden comúnmente con vegetales, pero en realidad son un hongo. Un hongo entero se llama espora y consta de tres secciones: sombrero, tallo y branquias (la parte inferior del sombrero). Oyster, brown, portobello, shitake y white (también conocido como botón) son tipos que probablemente conoces, pero hay miles de otras variedades disponibles en diferentes tamaños, formas y colores.

Una taza de champiñones en rodajas contiene alrededor de 20 calorías y proporciona una cantidad significativa de nutrientes en relación con su contenido calórico total; los mejores productos incluyen folato, tiamina, vitamina B-6, hierro y zinc.

Los hongos también contienen un poderoso antioxidante llamado L-ergotioneína, que se ha relacionado con la protección de los riñones y el hígado. Los hongos shitake, ostra y ostra rey tienen las cantidades más altas de este antioxidante crimini, los hongos portobello y botón tienen cantidades menores, pero aún se consideran buenas fuentes. La L-ergotioneína también se encuentra en el hígado de pollo y en el germen de trigo.

Un estudio recientemente publicado sugiere que las mujeres que comen muchos hongos pueden tener un riesgo menor de desarrollar cáncer de mama. El estudio examinó a más de 2.000 mujeres chinas y descubrió que cuanto más hongos secos y frescos consumían las mujeres, menor era su riesgo.

Para aquellos interesados ​​en lo más exótico, algunas variedades silvestres podrían ser la solución. Los más populares incluyen enoki, cépe, rebozuelos y puffball. Ir al bosque y recoger sus propios hongos puede parecer atractivo, pero hay muchos hongos venenosos (¡y mortales!) Por ahí. Algunos de mis antiguos estudiantes de cocina solían contarme la historia de la moneda de plata: si la moneda cambia de color al cocinar hongos silvestres, entonces los hongos son venenosos. Primero, ¡no cocines tu comida con monedas! En segundo lugar, esto no es cierto. Si es un recolector de hongos novato, vaya siempre con un experto, como explica este artículo del New York Times.

Siempre asegúrese de cepillar o lavar suavemente la suciedad de los hongos antes de usarlos. Dado que cocinar a fuego alto durante largos períodos de tiempo destruye las vitaminas, saltear o freír rápidamente ayuda a mantener su valor nutricional.

Los hongos agregan un sabor a carne (llamado umami) a los platos y pueden reemplazar parte de la carne en las recetas (como en esta hamburguesa de pavo y hongos). Esto es útil para aquellos que buscan crear comidas saludables para el corazón y reducir las grasas saturadas y el colesterol en sus dietas. Los champiñones también pueden reemplazar la carne en los platos, lo cual es una excelente opción para los vegetarianos.

Hay infinitas formas de incorporar hongos en sus comidas. Agregue champiñones crudos a las ensaladas o champiñones salteados a una cama de verduras. Cree un plato de pasta con champiñones, agréguelo a un quiche o cubra una pizza. Las salsas de champiñones son una forma ligera de condimentar su pollo o cerdo; ¡las posibilidades son infinitas!

Consejo de compras: Elija hongos frescos que sean firmes y de color uniforme. Evite los que estén rotos, dañados o tengan puntos blandos. Si se ven todas las branquias, el hongo ya no está fresco. Guarde los hongos sin lavar en el refrigerador en una bolsa de papel durante 5 a 6 días.


Resumen de la receta

  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 1 cebolla pequeña rallada
  • 2 dientes de ajo machacados
  • 2 zanahorias, ralladas
  • 1 calabaza de verano pequeña, rallada
  • 1 calabacín pequeño, rallado
  • 1 ½ tazas de copos de avena
  • ¼ de taza de queso cheddar rallado
  • 1 huevo batido
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 ½ tazas de harina para todo uso

Caliente el aceite de oliva en una sartén a fuego lento y cocine la cebolla y el ajo durante unos 5 minutos, hasta que estén tiernos. Mezcle las zanahorias, la calabaza y el calabacín. Continúe cocinando y revolviendo durante 2 minutos. Retire la sartén del fuego y mezcle la avena, el queso y el huevo. Agregue la salsa de soja, transfiera la mezcla a un tazón y refrigere 1 hora.

Precalienta la parrilla a fuego alto.

Coloca la harina en un plato grande. Forme la mezcla de verduras en ocho empanadas redondas de 3 pulgadas. Coloque cada hamburguesa en la harina, cubriendo ligeramente ambos lados.

Engrase la rejilla de la parrilla y ase las hamburguesas 5 minutos por cada lado, o hasta que estén completamente calientes y bien doradas.


Mejores controles deslizantes: Ruby Tuesday's Zucchini Cake Minis

Health.com

No dejes que el tamaño te engañe. Una porción de mini hamburguesas en algunas cadenas puede costarle fácilmente más calorías que un sándwich de tamaño normal. (¡La cena de Chili's Big Mouth Bites servida con aderezo ranch y papas fritas totaliza más de 2,100 calorías!)

Las comidas combinadas de Ruby Tuesday, que le permiten combinar mini hamburguesas con sopa o ensalada, es la opción más inteligente que encontramos. Nuestros favoritos son las deliciosas empanadas de pastel de calabacín, hechas con pimientos rojos asados ​​y queso feta, con 580 calorías, 22 gramos de grasa (3 gramos saturados) y 1.714 miligramos de sodio.


Consejos de expertos para comidas saludables para llevar

para el yogur griego sin grasa, que puede servir como un excelente sustituto bajo en grasa. El yogur griego descremado también tiene muchos beneficios para la salud, como tener un alto contenido de calcio, proteínas y probióticos.
Comparemos & rsquos:
Crema agria - 2 cucharadas:
60 calorías
5 gramos de grasa
3,5 gramos de grasa saturada
& lt 1 gramo de proteína

Yogur griego orgánico natural Oikos - 2 cucharadas:
8 calorías
0 gramos de grasa
0 gramos de grasa saturada
& gt 1,5 gramos de proteína
Vitaminas y minerales añadidos

Sugerencias para el yogur griego:

-Sustituye la crema agria para hacer una salsa cremosa para verduras. Use 1 taza de yogur natural sin grasa, jugo de limón, sal, pimienta y sus hierbas y especias frescas favoritas.

-Sustituye mayonesa en ensaladas de pollo y atún. Corte en dados 5 onzas de pollo a la parrilla y mezcle con 2 cucharadas de yogur griego descremado, 1 cucharadita de Dijon y 1/4 de manzana en cubitos.

-Uso como adobo: las enzimas que se encuentran en el yogur sirven como ablandador natural de la carne. Combine 1 taza de yogur natural sin grasa con 1 cucharada de aceite de oliva, ajo picado y sus hierbas y especias favoritas. Mézclelo con pechugas de pollo deshuesadas y sin piel y déjelo marinar durante al menos 3 horas (durante la noche es aún mejor). Ase o hornee hasta que esté bien cocido.

No se pierda los 125 mejores alimentos empaquetados de WH para obtener más comidas deliciosas en un instante.

2. Puré y coma sus frutas y verduras favoritas. Puede preparar alimentos en lotes grandes y luego congelarlos hasta por tres meses. Congelarlos en bandejas para cubitos de hielo te permitirá descongelar la cantidad perfecta necesaria.

-Manzanas: Cortar en dados 6 manzanas (con piel) y hervir a fuego lento con 1/4 taza de agua hasta que estén blandas. Use una licuadora de mano o un procesador de alimentos para hacer puré hasta obtener la consistencia deseada. Unte sobre tostadas de trigo integral o agréguelo al requesón para agregar dulzor y fibra. Úselo como sustituto de la mantequilla o el aceite al hornear galletas. Sustituya en cantidades iguales y asegúrese de mezclar bien la masa. Obtendrá una consistencia ligeramente más húmeda y "pastosa", pero aún tendrá un sabor delicioso y será mucho más saludable.

-Patatas dulces: Pelar y cortar en cubos. Hervir en agua y triturar hasta obtener la consistencia deseada. Agrega un toque de extracto de vainilla o canela y cómelo como un bocadillo cremoso. Use el puré de camote como base para una deliciosa sopa de camote.

-Frijoles: Puré y coma frijoles blancos, garbanzos, negros o riñones y agréguelos a las albóndigas o hamburguesas de pavo para obtener más fibra y proteínas.

-Plátanos: Pele y puré los plátanos. Divida en porciones de 1/2 taza y póngala en el congelador. Úselo como un bocadillo de "helado" cuando sea necesario. ¡Cubra con maní triturado para obtener un helado de plátano con sabor a maní!

3. Sube el volumen de sus comidas sin agregar calorías para ayudarlo a sentirse satisfecho por más tiempo. ¿Suena complicado? A continuación, se muestran algunas formas sencillas de hacer esto:

- Usa la licuadora. Mezclar su comida aumenta el contenido de aire y el tamaño de la porción de su comida. Sentirá que está comiendo más y se sentirá satisfecho más rápidamente.

Coloque el plátano de la mañana y la taza de yogur natural sin grasa en la licuadora con 1 taza de hielo picado y mezcle hasta que quede suave (o con la consistencia deseada). ¿Apurado? Viértela en una taza y llévate el desayuno para llevar.

-Agregue leche batida o al vapor a su café. Aumentará el volumen de la bebida para ayudarlo a sentirse satisfecho por más tiempo.

-Beber té verde mientras se cocina. Te ayudará a llenarte y te beneficiarás de los antioxidantes añadidos.

-¡Agregue verduras a todo! Las verduras tienen un alto contenido de fibra y agua, por lo que te llenan rápido sin muchas calorías. Agregue más lechuga y tomate a sus sándwiches, un puñado adicional de espinacas a sus ensaladas, brócoli a su pizza y tomates y champiñones a sus tortillas matutinas.

4. Elija caldo de pollo (use el tipo bajo en sodio). Úselo para hacer puré de papas o puré de coliflor en lugar de mantequilla o crema. Cocine al vapor las verduras en caldo de pollo para darle más sabor en lugar de usar mantequilla o aceite.

5. Use condimentos. ¡Hierbas, especias, salsa y hellipyum! Los condimentos son una manera fácil de condimentar las comidas comunes. Pruebe la salsa picante, la mostaza marrón picante, la salsa de soya baja en sodio, el jugo de limón, los vinagres y la salsa.

-Pruebe condimentar el pescado con especias y una pequeña cantidad de mostaza y jugo de limón en lugar de salsas de mantequilla y crema.

-En lugar de condimentar verduras, carnes, pescados y aves con sal, use hierbas como tomillo, romero, orégano y albahaca.

- ¿Harto de la misma pechuga de pollo a la plancha para cenar? Aquí hay algunas formas nuevas de hacer que los condimentos funcionen con este viejo favorito:

-Después de marinar el pollo en ajo y jugo de limón, cocine a la parrilla y cubra con su salsa favorita para darle un toque del sudoeste.

-Corte el pollo a la parrilla en tiras, mezcle con salsa picante y sírvalo con palitos de apio y zanahoria para darle un toque saludable a las alitas de pollo.

-Haga un salteado saludable mezclando pollo a la parrilla con sus verduras favoritas, salsa de soja baja en sodio, ajo y jengibre.

-También se ha demostrado que las hierbas y especias son ricas en antioxidantes, lo que proporciona beneficios contra el cáncer. Por lo tanto, no solo no contienen calorías, ¡sino que también son buenos para usted!

-Trata de mezclar requesón con rábano picante blanco y pimienta molida. ¡Úselo como un simple chapuzón!

6. Disfrute de sus antojos haciendo sus propias versiones más saludables de sus artículos favoritos de restaurante.

-Pizza: Comer una rebanada hecha con corteza de grano integral, queso bajo en grasa y toneladas de verduras es una comida excelente y saludable.

Pruebe estas "pizzettes" como otra alternativa rápida y deliciosa: Cubra 2 galletas de fibra con 1 cucharada de salsa marinara y espolvoree queso parmesano rallado. Microondas por 15 segundos.

-Hamburguesas: Una hamburguesa de pavo en un pan integral con lechuga, tomate y batatas fritas al horno es una alternativa saludable a su hamburguesa y papas fritas con alto contenido de grasa. Para hacer las papas fritas: Corta un camote por la mitad y córtalo en tiras de 1/8 de pulgada. Coloque en una bandeja para hornear rociada con aceite de oliva en aerosol para cocinar. Espolvorea con canela o sal marina. Hornee a 350 grados durante 10 a 12 minutos.

-Comidas en el auto: Incluso su desayuno de comida rápida favorito se puede "rehacer". Cubra un panecillo inglés de trigo integral con claras de huevo revuelto, queso cheddar bajo en grasa y tocino de pavo.

-Sándwiches de huevo: Intente preparar su ensalada de huevo favorita con 4 claras de huevo (una yema), 2 cucharadas de yogur natural sin grasa, 1 cucharadita de mostaza Dijon y una pizca de sal y pimienta.

-Tostada francesa: Para una versión saludable de tostadas francesas, sumerja el pan integral en claras de huevo (ligeramente batidas) y cocine en una sartén antiadherente. Sirva con bayas frescas o requesón sin grasa.

-Pasta boloñesa: Es una comida abundante, pero puede tener un efecto saludable si se prepara con pasta de trigo integral y pavo molido en lugar de carne roja. Agregue verduras a la salsa de tomate para darle un impulso adicional.

-Pollo: Simplemente cubra el pollo asado con salsa marinara y 2 cucharadas de queso parmesano. Hornee hasta que el queso se derrita.

-Panado: Utilice pan rallado de trigo integral mezclado con germen de trigo. Después de empanizar pescado o pollo, hornee en lugar de freír.

7. Prepare sus comidas con anticipación. Reserve algo de tiempo para preparar sus alimentos tan pronto como llegue a casa del supermercado.

-Corte apio, zanahorias, pimientos, jícama y cualquier otra verdura que le guste.

- Divida los envases grandes de requesón y yogur en porciones individuales más pequeñas.

-Hirve los huevos y guárdelos en el frigorífico para que estén listos para usar en una receta o como bocadillo.

-Asar y cortar las pechugas de pollo y empacarlas en porciones de 3 onzas.

- Prepare ensaladas fáciles bajas en calorías, como ensalada de pepino o ensalada de champiñones, y guárdelas en el refrigerador:

Ensalada de pepino: Corte y pele 3 pepinos y mezcle con 2 cucharadas de cebolla morada picada y vinagre de arroz.

Ensalada de champiñones en rodajas: Cortar los champiñones en rodajas finas y cubrir con jugo de limón recién exprimido, sal marina, pimienta molida y una pequeña cantidad de aceite de oliva.

8. 1,2,3 ¡Listo! Tener comidas listas para comer e ingredientes disponibles en su hogar puede ayudar a que la preparación de alimentos sea más fácil que averiguar cómo encender el horno. Si su cocina está equipada con los artículos adecuados, será menos probable que sufra el síndrome de "No sé qué cenar". Aquí hay algunos productos básicos para tener a mano:

-Verduras congeladas (brócoli, guisantes y judías verdes de Cascadian Farm)

-Pechugas de pollo congeladas a la parrilla precocidas (Bell & amp Evans)

-Tacos de trigo integral. Use tortillas de harina de La Tortilla Factory (u otra variedad alta en fibra) y rellénelas con 3 onzas de pollo asado en rodajas, 1/4 taza de frijoles negros, lechuga, tomate y una pizca de queso bajo en grasa.

-Hamburguesas vegetarianas congeladas (California Veggie Burgers del Dr. Praeger)

-Atún o salmón enlatado (envasado en agua)

-Pruebe 1 salchicha de pollo totalmente natural de Hans (suave italiano), cortada y mezclada con una lata de sopa orgánica de tomate con trozos de Amy's para un guiso súper rápido, abundante y reconfortante.

9. Beba agua. El fluido también merece algo de atención. Es refrescante, lo mantiene hidratado y puede ser libre de calorías. Además, te ayuda a llenarte. Aquí hay algunas formas de hacer que su agua sea más atractiva:

- Agregue limones, naranjas o bayas para darle un sabor extra al agua sin las calorías adicionales.

-Té verde helado. Hierva 6 tazas de agua y deje reposar 4 bolsitas de té. Deje que el líquido se enfríe a temperatura ambiente. Luego enfríelo en el refrigerador para obtener una alternativa de agua sin calorías. Agregue hojas de menta para darle más sabor.

-Pruebe agua mineral fría con un chorrito de jugo de granada para obtener esos líquidos con una alternativa deliciosa y baja en calorías.

10. Refrigerios sabiamente. Si tiene un momento, tómese el tiempo para preparar un refrigerio saludable. No es necesario que sus bocadillos provengan de paquetes de 100 calorías previamente medidos. Cuando cocine, recuerde que las sobras en porciones a menudo son excelentes bocadillos más adelante. Aquí hay algunos ejemplos de lo que puede preparar con la comida que reserva:


Resumen de la receta

  • 1 berenjena, pelada y cortada en rodajas de 3/4 de pulgada
  • 1 cucharada de margarina
  • 6 rebanadas de queso Monterey Jack
  • 6 panes de hamburguesa, partidos
  • 6 hojas de lechuga
  • 6 rodajas de tomate
  • ½ cebolla, en rodajas
  • ½ taza de rodajas de pepinillo encurtido
  • 1 botella (20 onzas) de salsa de tomate
  • 3 cucharadas de mayonesa
  • 2 cucharadas de mostaza amarilla preparada

Coloque las rodajas de berenjena en un plato y cocine en el microondas durante unos 5 minutos, o hasta que los centros estén cocidos.

Derrita la margarina en una sartén grande a fuego medio-alto. Freír las rodajas de berenjena hasta que estén ligeramente tostadas por cada lado y colocar una rodaja de queso sobre cada una. Cocine hasta que el queso se derrita y retírelo de la sartén.

Coloque las berenjenas en los panecillos para hamburguesas y permita que cada persona cubra con lechuga, tomate, cebolla y pepinillos, y aliñe con salsa de tomate, mayonesa y mostaza.


13 recetas de hamburguesas más saludables

Es el Mes Nacional de la Hamburguesa y probablemente se pregunte por qué SparkPeople está celebrando una comida con una reputación tan poco saludable. La razón es que SparkPeople ve más allá de las calorías, la grasa y el sodio en un vehículo tremendamente divertido y flexible para una alimentación saludable. Cada componente, como la empanada, el panecillo, los pastas para untar y los aderezos, brinda oportunidades para personalizarlo según sus gustos y necesidades nutricionales. Hemos reunido nuestros mejores consejos y recetas para ayudarte a crear una mejor hamburguesa, tu propia hamburguesa Spark.

Las hamburguesas suelen constar de proteínas, cereales, un aglutinante, verduras y especias. Use 1 libra de proteína, 1 taza de granos, 1 taza de vegetales, 2 cucharadas de aglutinante y 1 cucharadita de especias.

Harina de linaza (mezclada con agua)

  • Sándwich fino
  • Cara abierta (Sirva la hamburguesa en la mitad superior del pan)
  • Bollo de trigo integral
  • Pan pita
  • Tortilla
  • Espinacas
  • col rizada
  • Tomate
  • Pepinillos
  • Cebollas
  • Cebollas Caramelizadas Chef Meg & # 39s
  • Pimiento morrón asado
  • Coles
  • Palta
  • Champiñones
  • Salsa de tomate casera
  • Chef Meg & # 39s Tapenade
  • Aderezo cremoso de hierbas sin grasa de Chef Meg & # 39s
  • Pasta de ajo y chile picante del Chef Meg & # 39s
  • Salsa de mostaza y chipotle Chef Meg & # 39s
  • Salsa picante de yogur

Crea tu hamburguesa Spark: ¿cuál es tu receta de hamburguesa saludable?

Para obtener más recetas para asar a la parrilla, consulte nuestro libro electrónico: & quotSparkPeople & # 39s Ultimate Grilling Guide: 75 recetas abundantes y saludables en las que realmente puede hundirse los dientes & quot. Clic aquí para saber más.