Otro

La muerte de Charlie Trotter atribuida a un accidente cerebrovascular

La muerte de Charlie Trotter atribuida a un accidente cerebrovascular


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La oficina del médico forense del condado de Cook ha publicado los resultados de la autopsia

Una autopsia atribuyó la reciente muerte de Trotter a un derrame cerebral.

Los resultados de la autopsia de Charlie Trotter muestran que el legendario chef de Chicago murió de un derrame cerebral a principios de este mes, informa el Chicago Tribune.

El médico forense del condado de Cook, Stephen Cina, dijo que Trotter "murió de un accidente cerebrovascular (un derrame cerebral) como consecuencia de una enfermedad cardiovascular arterioesclerótica hipertensiva (presión arterial alta) ... Ni las drogas ni el alcohol contribuyeron a su muerte. Además, no hay evidencia científica para indicar que los viajes recientes contribuyeron a su muerte, aunque había evidencia de un derrame cerebral anterior ".

Trotter fue encontrado inconsciente en su casa la mañana del 5 de noviembre; fue llevado al Northwestern Memorial Hospital donde fue declarado muerto. Los medios especularon que un aneurisma cerebral inoperable o un viaje reciente a Jackson Hole, Wyoming, podría haber contribuido a la muerte de Trotter. Rochelle Trotter emitió una declaración en ese momento que decía: "En enero, Charlie fue tratado por una convulsión como resultado de un aneurisma que se descubrió en ese momento. Sus médicos le recetaron la medicación adecuada para controlar las convulsiones, la presión arterial y el colesterol alto y fue visto por varios expertos médicos que lo autorizaron a viajar. Regresó a casa de su viaje más reciente el lunes por la noche sin incidentes ".


La esposa de Charlie Trotter en sus últimos días: estaba 'tan lleno de alegría'

LINCOLN PARK & mdash Charlie Trotter dejaron pocas dudas sobre lo que quería en la vida y mdash y en la muerte.

El reconocido chef, que murió de un derrame cerebral en noviembre, fue incinerado de acuerdo con sus deseos, dijo su viuda.

La animada recepción con champán y canapés después de su funeral, a la que asistieron algunos de los chefs más famosos y respetados del país, fue idea suya.

Y se mantuvo firme en que su fundación, bajo su dirección, seguirá viva.

En su primera entrevista desde la muerte de su esposo, Rochelle Trotter habló esta semana sobre sus planes para llevar a cabo su visión de un & quot; instituto del aprendizaje & quot y una biblioteca a su nombre y publicar un & quot; libro de distribución & quot al final del año & # 39s, cuyas ganancias serán vaya a la Fundación de Educación Culinaria Charlie Trotter.

"Este va a ser un año realmente agresivo de construcción de capital para la fundación", dijo Trotter, designada por su esposo para ser su directora y tesorera. "Este es mi trabajo de tiempo completo para 2014".

Trotter ve el Centro de Excelencia Charlie Trotter como un lugar para seminarios y conferencias dirigidos a jóvenes en riesgo interesados ​​en el campo culinario y basado en sus lecciones sobre servicio y liderazgo. A menudo había hablado de ampliar el alcance de su fundación desde que cerró su restaurante homónimo en agosto de 2012, dijo.

Ella dijo que el centro y la biblioteca no serán necesariamente edificios independientes, ni estarán ubicados en los edificios contiguos en 816 W. Armitage Ave. donde estuvo su restaurante de clase mundial durante 25 años hasta que cerró. La propiedad está en el mercado por $ 3.2 millones.

Trotter dijo que & quot; eventualmente & quot; venderá su casa cercana en Lincoln Park, de la cual ya se mudó, ya que no hay necesidad de un lugar tan grande. El simple hecho de estar en el vecindario, pasando por el restaurante ahora cerrado, es & quot; todavía muy crudo & quot ;, dijo.

“Charles tomó la decisión después de 25 años de dejar esos edificios. Si quisiera que esto se manifestara allí, no los habría puesto a la venta ”, dijo.

Ella dijo que el centro y la biblioteca podrían operar como entidades "flotantes", quizás vinculadas a escuelas culinarias o una organización como la Fundación James Beard, con sede en Nueva York, que en 2012 honró a Charlie Trotter con el premio Humanitario del Año.

La biblioteca constará de sus libros de cocina, que suman alrededor de 1.400, y su colección ecléctica de 600 libros de ficción y no ficción sobre una variedad de temas y géneros, desde la gestión de restaurantes hasta la poesía (& quot; Era un fanático loco de Charles Bukowski & quot; dijo Trotter. ).

Los recuerdos también tendrán un lugar en la biblioteca, dijo: notas de sus años de estudiante en la Universidad de Wisconsin-Madison, bocetos que dibujó mientras trabajaba en libros de cocina, e innumerables grabaciones de audio y video, incluida la serie de PBS & quotKitchen Sessions with Charlie Trotter & quot. en cintas VHS.

Para el libro tributo, Trotter espera recopilar comentarios de sus amigos en el mundo de la gastronomía, el vino, los negocios y el diseño sobre "las lecciones que aprendieron de él en lo que respecta a su área de especialización". Las ganancias de la venta del libro se destinarían a la Fundación.

Su inspiración para el libro: un libro de cocina que Charlie armó después de que su amigo cercano, el chef Patrick Clark, muriera a los 42 años. Las ganancias de & quotCooking with Patrick Clark: A Tribute to the Man and His Cuisine & quot fueron para la familia de Clark.

Momentos finales

Trotter, de 47 años, a veces se sorprende a sí misma hablando de su marido en tiempo presente.

"Estoy llegando a un acuerdo con la palabra" agridulce ", egoístamente, porque él no está aquí en persona, pero también, mucha gente tiene tantos buenos recuerdos de él", dijo.

Los dos se conocieron en 2000. Lo que comenzó como una relación comercial y mdash tenía su propia firma de consultoría de restaurantes se convirtió en romance. En 2010, se casaron.

Los detalles del 5 de noviembre, el día en que murió, y la mañana de Halloween, la última vez que se vieron, todavía son vívidos para ella.

El 31 de octubre tenía que tomar un vuelo temprano por la mañana. Se dirigía a Nueva York para correr el maratón. Estaba dormido en la cama. Como era su costumbre, ella le escribió una nota y la dejó en la tabla de cortar de la cocina. Casi había salido por la puerta, pero en el último minuto, se volvió y corrió escaleras arriba para besarlo.

& quot; Le dije: 'Te quiero, loco & quot;. Él dijo: & quot; Ve a ganar, campeón. Apuesto mucho dinero por ti '', recordó Trotter.

No dijeron "adiós", sino "nos vemos más tarde", otro de los hábitos de Rochelle. Charlie Trotter tenía su propio viaje planeado para ese fin de semana, para hablar en una conferencia en Jackson Hole, Wyo.

De vuelta en Chicago el 4 de noviembre, Trotter se dirigió directamente a su estudio en el centro para ponerse al día con el trabajo. Charlie la llamó desde el aeropuerto a su regreso. Estaba cansado pero feliz. No había hecho una aparición como esta "durante la mayor parte de un año", dijo.

& quot; Dijo que todo salió muy bien. Sonaba tan lleno de alegría '', dijo Trotter, quien le dijo que pasaría la noche en su estudio para terminar su trabajo.

Ella lo llamó una vez más esa noche, pero él no contestó.

A la mañana siguiente, su hijo, Dylan, de 22 años, lo encontró inconsciente en su casa. Había sufrido un derrame cerebral como resultado de la presión arterial alta, según la oficina del médico forense del condado de Cook. Tenía 54 años.

Trotter corrió a casa en un taxi. Recordó haber gritado histéricamente cuando el personal de emergencia la retuvo en el vestíbulo y nuevamente afuera mientras lo llevaban en una camilla a la ambulancia.

"Extendí la mano para tocarlo y le quité un poco la manta. Se veía tan tranquilo '', dijo.

Trotter no puede evitar establecer un paralelismo entre su muerte y la de su madre. Su madre también tenía presión arterial alta y murió de un derrame cerebral en Halloween, y fue una joven Rochelle quien la encontró.

Avanzando

Trotter ha perdido poco tiempo desde la muerte de su esposo. Hizo un inventario y guardó sus libros y recuerdos, y comenzó a hablar con posibles nuevos miembros de la junta de la fundación. Espera tener la nueva junta en su lugar para febrero.

"Fue mi modo de seguridad al que entré cuando falleció, porque fue tan impactante y completamente inesperado". Y no he parado. Solo estoy agradecida de que haya sido muy específico en lo que quería '', dijo.

La recaudación de fondos para la fundación tomará la forma de eventos mensuales que se llevarán a cabo en todo el país, con dos en proceso para fuera de los Estados Unidos.

El primer evento, una cena preparada por su amigo y aclamado chef David Bouley, tuvo lugar la semana pasada en la James Beard House de Nueva York. La cena recaudó $ 12,500, dijo la portavoz de Trotter, Robin Insley.

Un evento de febrero está planeado para Miami, el tributo de abril coincidirá con el Festival anual de comida y vino de Pebble Beach. Los eventos de recaudación de fondos culminarán con una cena en noviembre en Chicago.

"Me encantaría tener lo que yo llamo su gente de la lista A que trabajaron con él y que están aquí en Chicago", dijo Trotter.

Trotter continúa corriendo maratones, su próxima carrera es en marzo en Little Rock, Arkansas. Pero en lugar de correr para recaudar dinero para diferentes organizaciones benéficas, como lo ha hecho durante años, las ganancias de este año se destinarán a la fundación.

"Sé que es algo que no le gustaría que dejara de hacer", dijo.

Trotter, nativo de Tchula, Mississippi, creció en el West Side de Chicago, comenzó a trabajar a los 14 años y tiene una licenciatura en cocina y un MBA. Dijo que tiene otro libro en ella, algo en lo que estaba trabajando el año pasado y que le gustaría retomar.

"La gente todavía me pregunta, '¿Cómo fue?'. Hay una especie de voyeurismo latente relacionado con la vida con él", dijo.

La tristeza va y viene. Cuando se da cuenta, Trotter dice que piensa en todo el trabajo que aún queda por hacer.

"Confío en que esto no me hubiera quedado a mí si no hubiera estado equipada con la mejor de mis habilidades para hacerlo", dijo.

Y ella dijo: "Solo recuerdo. Estoy agradecido por los recuerdos.


Para el chef de Crossroads, Tal Ronnen, comer sano es una forma de vida

Tal Ronnen, fundador y chef de Crossroads, el exclusivo restaurante mediterráneo de Melrose Avenue, es considerado una estrella de la cocina vegana.

Ronnen, de 39 años, creció comiendo bistec, pero se volvió vegano cuando era adolescente y se ha obsesionado con crear alimentos a base de plantas tan deliciosos como cualquier cosa que haya probado antes como carnívoro.

¿Quién y qué te inspiró en tu viaje para convertirte en chef?

Nací en Israel, donde estuve expuesto a una excelente comida del Medio Oriente, particularmente de mi niñera marroquí. Así que crecí con mucha comida picante. Siempre me gustó la comida picante. Cuando tenía 6 años, nos mudamos a la ciudad de Nueva York, donde conocí todos los estilos de cocina.

Cuando comencé a aprender a cocinar profesionalmente, fueron chefs como Thomas Keller, Charlie Trotter y David Anderson quienes fueron una gran inspiración para mí. Fui al Natural Gourmet Institute para aprender a cocinar con la intención de tomar el conocimiento de las técnicas tradicionales de cocina francesa y aplicarlas a los alimentos de origen vegetal.

¿Cómo se define "saludable comiendo"?

Si le gusta la carne y las patatas, comer sano puede reducir la cantidad de carne que consumen. Si son vegetarianos, podría significar reducir la cantidad de productos lácteos que consumen. Si son veganos, tal vez se esté enfocando en tener menos alimentos procesados ​​y más alimentos integrales.

Muchos estadounidenses sienten que si no hay carne en el plato, no es cena. ¿Qué piensas sobre eso?

Dependiendo de su origen, la mayoría de nuestros antepasados ​​comían carne, pero en cantidades muy pequeñas. Era una vez a la semana, o era un acento en el plato, nunca en el centro del plato. Hemos cambiado eso, donde ahora comemos proteína animal tres veces al día, siete días a la semana. Esa puede ser una de las razones por las que tenemos tantas enfermedades cardíacas, cáncer y accidentes cerebrovasculares. Los tres pueden estar relacionados con la dieta.

Si alguien quiere tener un "lunes sin carne" o simplemente introducir más platos a base de plantas en la dieta, ¿cuál es una manera fácil de hacerlo?

Una forma realmente fácil es hacerlo. sal y explora algunos de los excelentes restaurantes que tenemos en Los Ángeles. Si te apetece la comida rápida vegana, está el Veggie Grill. Gracias Madre abrió en West Hollywood, ofreciendo excelente comida vegana mexicana. Hay Shojin si quieres comida japonesa; hay restaurantes de plantas de primera categoría en todo Los Ángeles. Ese sería un buen lugar para comenzar. Una forma de abordarlo en casa es encontrar una comida que esté acostumbrado a comer e intentar hacer una versión vegana. Si tiene una receta tradicional de potpie, deje el pollo afuera y agregue un hongo muy carnoso, como un hongo porcini. O preparar una comida como tacos o chile con frijoles o migas sin carne es una cena fácil de “lunes sin carne”.

Ser chef puede ser un castigo físico. ¿Cómo te mantienes en forma y te imaginas haciendo esto para siempre?

Estás constantemente de pie, corriendo mucho, definitivamente sudando durante el servicio cuando estás cocinando. Honestamente, no tengo mucho tiempo extra. Ojalá pudiera encontrar más tiempo para hacer ejercicio. Pero como como sano, me mantengo en forma.

Esta es mi profesión, no me imagino haciendo otra cosa. Al final de la noche, has alimentado a 200 personas y la mayoría se ha divertido mucho. Es una experiencia nueva para algunos de ellos y es muy gratificante que hayas sido parte de ella. Y lo repites todas las noches.


La desconcertante muerte del chef Whirlwind de Chicago, Homaro Cantu

CHICAGO - Como la gente en el negocio de los restaurantes aquí recuerda al chef Homaro Cantu, quien se quitó la vida esta semana, describen a un hombre que siempre estuvo dispuesto a asumir una cosa más.

Tenía Moto, su restaurante de vanguardia galardonado con una estrella Michelin en el distrito frigorífico de esta ciudad, y un café, Berrista. Estaba armando una cervecería innovadora, Crooked Fork, y terminaba su segundo libro de cocina. Al parecer, dijo que sí a todas las organizaciones benéficas que se le presentaron y fue la fuerza impulsora (y el presidente de la junta) detrás del Proyecto Trotter, un grupo sin fines de lucro que ofrece orientación profesional para jóvenes interesados ​​en la cocina.

Un inventor autodidacta, Cantu, de 38 años, estaba constantemente ideando aparatos y técnicas, al menos dos de los cuales estaban patentados. Soñaba con cocinar bocadillos interplanetarios para la empresa de viajes espaciales del empresario Elon Musk. Proclamó que desterraría el hambre mundial con algo llamado la baya milagrosa.

"Creó un ambiente en el que no tenías miedo", dijo Richie Farina, el chef ejecutivo de Moto, que experimentó con menús de papel comestible y utensilios aromáticos. “'No' nunca fue una palabra que escuchaste aquí. Lo suyo siempre fue, '¿Cómo haces más?' "

Pero las preguntas que persistieron durante toda la semana en Chicago, mientras los atónitos amigos y colegas del Sr. Cantu intentaban imaginar por qué se ahorcaría en el espacio del almacén de la cervecería, fueron estas: ¿Había asumido demasiado? ¿Algo lo había empujado al punto de ruptura?

Imagen

El circo de tres pistas que Cantú puso en marcha no es inusual en esta era del chef superestrella, cuando se espera que el cocinero exitoso construya imperios y marcas, defienda causas y genere ideas visionarias. Pero la brillante cobertura de los medios de comunicación que sigue puede pasar por alto el bombardeo de demandas y crisis que los chefs tienen que negociar a medida que sus empresas se expanden.

“Hombre, qué ocupación tan estresante tenemos”, dijo Paul Kahan, cuyo restaurante el Publican está a pocas cuadras de Moto y quien frecuentemente se cruza con el Sr. Cantu en obras de caridad. “A los ojos del público, no eres relevante a menos que abras cosas nuevas y sigas adelante. El estrés de ese tipo de presión creativa que se puso a sí mismo, y el estrés de los negocios, y el estrés del público por ser relevante, simplemente se agravan. Cada restaurante es una colección de cinco millones de detalles diferentes. Si dejas que todas esas cosas se agraven, te volverás loco ".

Para Cantú, los últimos años agregaron pérdidas personales y profesionales. En el otoño de 2013, su venerada figura paterna, Charlie Trotter, uno de los primeros chefs famosos, murió de un derrame cerebral. Y en la primavera de 2014, Cantú se vio obligado a cerrar uno de sus restaurantes, iNG. Recientemente, algunos empleados clave dejaron Moto, y Farina indicó que dejaría el cargo esta semana como chef ejecutivo que los nuevos reclutas tendrían que ser capacitados para comprender la cocina científica de Moto que frustra las expectativas.

El mes pasado, un inversionista en Moto e iNG, Alexander Espalin, presentó una demanda vergonzosa, quien afirmó que Cantú debería ser destituido porque había utilizado los ingresos de Moto para apuntalar el iNG fallido y subsidiar sus proyectos personales.

Espalin no respondió a los mensajes telefónicos en busca de comentarios. La mañana después de la muerte de Cantu, su viuda, Katie McGowan, se refirió a la demanda como "basura" en una publicación en Facebook. "Fue sólo otro caso de alguien que intenta ganar dinero con él o atribuirse el mérito de sus ideas", escribió. La Sra. McGowan le dijo a The Chicago Tribune que su esposo no tenía antecedentes de enfermedad mental o depresión, y que no había dejado una nota de suicidio.

El jueves, el día antes del funeral de Cantu, los empleados actuales y anteriores se reunieron en la cocina del sótano de Moto para cocinar un gran banquete de comida para la Sra. McGowan y las dos hijas pequeñas de la pareja. A pasos del láser Clase IV en caja de vidrio que el chef usaba para experimentos gastronómicos, hablaron del Sr. Cantú como un hombre generoso, alegre, perpetuamente impulsado por las ideas que parecía no inmutarse por todas las presiones de su trabajo.

"Estaba de buen humor, estaba feliz, estábamos hablando sobre el futuro y todas las cosas buenas que están sucediendo", dijo Trevor Rose-Hamblin, ex gerente general de Moto y socio principal de Cantu en la cervecería, quien había Recientemente viajó con su jefe a Vancouver, Columbia Británica.

Qué cocinar este fin de semana

Sam Sifton tiene sugerencias de menú para el fin de semana. Hay miles de ideas sobre qué cocinar esperándote en New York Times Cooking.

    • La salsa ranchera de Gabrielle Hamilton es excelente para huevos rancheros, o para escalfar camarones o pez espada en cubos.
    • Si planea asar a la parrilla, considere las brochetas de pollo a la parrilla con estragón y yogur. También esta ensalada de berenjenas a la plancha.
    • ¿O qué tal una simple fiesta de perritos calientes, con aderezos y condimentos en abundancia?
    • Estos son buenos días para hacer una simple tarta de fresa, el zapatero de arándanos de Chez Panisse o el budín de pan de albaricoque.
    • Si tienes morillas, prueba este pollo asado en salsa de crema sorprendentemente bueno del chef Angie Mar.

    En su infancia en el noroeste del Pacífico, Cantu y su familia a menudo habían estado sin hogar, y en sus primeros años de formación profesional, había soportado las largas horas y la implacable atmósfera de campo de entrenamiento de la cocina del Sr. Trotter en Chicago. Como resultado, tal vez, parecía inclinado a ocultar cualquier tensión detrás de una fachada dura como las uñas.

    “Tenía esta personalidad a su alrededor de ser teflón”, dijo Farina. “No importa lo que alguien dijera, no lo desconcertó. Casi parecía invencible ".

    La cervecería había surgido al estilo clásico de Cantú: impulsivamente. “Dije: 'Quiero una cervecería'”, dijo Rose-Hamblin. "Él dijo: 'Hagámoslo'. Fue tan simple como eso, sin preguntas". (Los planes para el proyecto ahora son inciertos, pero Moto está programado para reabrir el sábado por la noche).

    Con el tiempo, el espacio vacío de la cervecería, en Montrose Avenue, se convirtió en el refugio del Sr. Cantu, donde podía ponerse una bata blanca de laboratorio, conectar una variedad de licuadoras y experimentar con un plan salvaje que tenía para convertir el papel en bolitas que pudieran calentar. Edificios. "La cervecería era definitivamente su lugar feliz", dijo Rose-Hamblin. “Él podría ir allí, podría escapar. Siempre quiso tener su propio laboratorio ".

    El apetito voraz de Cantu por el conocimiento científico estaba bien documentado, y hay innumerables anécdotas de chefs de Chicago como Giuseppe Tentori, Bill Kim, Iliana Regan, Art Smith y Michael Taus sobre las ideas de cambiar el mundo que brotaron de él en un torrente. Su abogado de patentes, Chuck Valauskas, dijo que Cantú tenía tantas ideas con tanta frecuencia que la tarea principal era "triaje", el desafío de examinar el excedente y averiguar qué ideas (¿la máquina expendedora del "replicador de alimentos"? horno de mesa transparente (¿el cuchillo, el tenedor y la cuchara todo en uno?) probablemente sobrevivieran.

    “Todo lo que salía de su mente era solo una idea disparatada”, dijo Derrek Hull, quien trabajó junto al Sr. Cantu haciendo publicidad tanto para los restaurantes como, más tarde, para el Proyecto Trotter. "Hay muy pocas personas con las que entras en contacto que sean realmente revolucionarios".

    No todo el mundo quedó deslumbrado. Brandon Baltzley, un chef de Chicago y autor de memorias despreocupado que discutió numerosas colaboraciones potenciales con Cantu, se preguntó si la personalidad infantil "excitable" de Cantu sugería un enfoque de fractura. “Tenía las manos en tantas ollas y no todo el cuerpo en ninguna”, dijo Baltzley. "Lo esparcieron muy fino".

    Baltzley dijo que admiraba la creatividad de Cantú, pero no siempre sabía si su avalancha de sueños tenía una base en la realidad. "Había una sensación de casi desapego del mundo real", dijo. "Mi primera impresión de él fue que este tipo estaba en un lugar de fantasía".

    Incluso después de que Cantu cerró iNG (en sí mismo un reinicio de Otom, un restaurante anterior que no lo logró), su rotación de ideas no pareció detenerse. "Empiezas a tener estos pequeños fallos", dijo Baltzley, "y luego, incluso con estos pequeños fallos, sigues abriendo cosas nuevas, y creo que ahí es cuando las cosas se pusieron realmente raras".

    Los planes de Cantú podrían parecer contagiosamente brillantes y comercialmente inviables al mismo tiempo. Tome la baya milagrosa, de África Occidental, que incorporó a las ofertas del menú en Berrista para que el café no tuviera que usar azúcar refinada. “Su idea era que esta baya puede salvar al mundo porque hace que las cosas horribles sepan bien”, dijo Baltzley.

    Una comida en Moto (más experimental que incluso la cocina de modernistas que traspasan los límites como Grant Achatz y Wylie Dufresne) podría desafiar la noción misma de lo que se considera comida. Sirvió helado Kentucky Fried que supuestamente sabía igual que la receta secreta del Coronel, un bocadillo que parecía maní empacado en espuma pero sabía a palomitas de maíz con mantequilla y un plato untado con salsa que se suponía que debía parecerse a un animal atropellado.

    "Quería que la gente se alejara del mundo real y viviera en esta tierra de fantasía que estaba creando", dijo Baltzley. "¿Con qué frecuencia quieres comer esa comida?"

    Según todos los informes, el Sr. Cantú parecía estar dando casi compulsivamente: su dinero, su tiempo, su aliento. Abundan las historias de su generosidad desenfrenada, al igual que las historias de su explosiva creatividad. "Hay una oscuridad que viene con ese tipo de mentes, y él definitivamente tenía esa oscuridad", dijo Baltzley.

    Eso está claro por las circunstancias de la muerte del Sr. Cantu, pero aún no tiene sentido para las personas que dirigió e inspiró a lo largo de los años. Rose-Hamblin dijo que las noticias de esta semana iban en contra de todo lo que sabía sobre él.

    "Si mantenemos la cabeza baja y experimentamos, podemos encontrar una solución a los grandes problemas", dijo Rose-Hamblin. "Eso es lo que me enseñó: pase lo que pase, siempre hay una solución".


    Puedes comer la comida de Charlie Trotter en 2015

    En el West Loop Whole Foods durante el fin de semana, vi un nombre que me detuvo en seco: Charlie Trotter. El nombre, con ese inconfundible logotipo serif-T, venía en un paquete de salmón ahumado en la sección de mariscos refrigerados.

    Probablemente he pasado por ese producto cientos de veces sin pensarlo dos veces, pero esta vez algo resonó. "Es 2015 y puedes todavía ¿Comerás la comida de Charlie Trotter? ”, me pregunté.

    Trotter murió inesperadamente de un derrame cerebral en 2013. Su restaurante homónimo cerró un año antes, al igual que su tienda gourmet de comida para llevar Trotter's To Go en Lincoln Park.

    Lo que me detuvo en el pasillo del supermercado fue darme cuenta de que estos paquetes de salmón de 4 onzas sellados al vacío son probablemente la última manifestación consumible que queda del legado culinario de Charlie Trotter. Son un alimento que el público puede comprar y probar en este momento, y afirmar: "Tengo que comerme la comida de Charlie Trotter".

    El salmón ahumado en frío es el único producto alimenticio ofrecido por Charlie Trotter Enterprises, confirmó Derrek Hull, director ejecutivo de la organización sin fines de lucro de educación culinaria The Trotter Project. (La organización celebrará el segundo Día anual de Charlie Trotter el 14 de agosto con Taus Authentic, Boka Group Restaurants y mfk. Más detalles aquí). El pescado es elaborado por Spence & amp Co., una empresa de mariscos ahumados en Brockton, Massachusetts, justo al sur. de Boston, y se vende en Whole Foods en todo el país y en tiendas especializadas.

    Tom Higgins, gerente de ventas de Spence & amp Co., dijo que la relación de la compañía con Trotter comenzó hace 12 años. A Trotter se le ocurrieron dos sabores: uno curado con té Darjeeling y jengibre, y el otro con cítricos. Higgins dijo que, de todo el pescado ahumado que ofrece la compañía, las recetas de Trotter son "una de las más complicadas".

    El proceso de curado dura 48 horas; los ingredientes que figuran en el té de salmón Darjeeling incluyen brandy de jengibre, semillas de apio e hinojo, pimienta de Jamaica, estragón, hojas de té, chiles y anís estrellado. Luego, el salmón se ahuma en frío con madera de roble durante 15 a 18 horas (el ahumado en frío significa que la temperatura nunca supera los 94 grados). Higgins dijo que el salmón Trotter se encuentra entre los 10 más vendidos de la compañía.

    Compré ambas variedades de Whole Foods. Ambos eran exquisitos (a $ 10,99 por paquete, más vale que lo sean), y me encantó especialmente el salmón cítrico, delicioso y sutil, de olor dulce, con sabores de cáscara de limón y el crujido de semillas de hinojo.

    El salmón es un recordatorio del espíritu culinario de Trotter. Nunca convirtió los ingredientes en estados irreconocibles. Él nunca fue de los que se exageran y dominan. Trotter poseía un toque ligero que permitía que los ingredientes vivieran y dejaran vivir, mientras usaba especias y sabores para subrayar la frescura del producto.

    Para la mayoría de nosotros, nuestra conexión con Charlie Trotter, tal vez excepto un saludo de pasada si pasaba junto a la mesa, no era una interacción personal. Fue a través de sus platos. Así es como nos habló. Así que encontrar su nombre en un paquete de salmón fue una grata sorpresa. Es como encontrar "¡Sandinista!" por The Clash en la parte posterior de su contenedor de registros. Sabes que The Clash nunca hará música nueva, pero poner el álbum te recuerda lo increíble que era la banda.


    La twittersfera se despide de Trotter

    Un día triste para el mundo culinario. Nuestro más sentido pésame para la familia Trotter. Charlie Trotter fue un verdadero pionero en la gastronomía ...

    - Bistro Bella Vita (@bistrobellavita) 6 de noviembre de 2013

    El mundo de la comida perdió a un gran chef y nosotros perdimos a un gran amigo con la muerte de #CharlieTrotter. http://t.co/wxYHe3kxYh

    - Steven Raichlen (@sraichlen) 6 de noviembre de 2013

    Descanse en paz Charlie Trotter. Un gigante. Una leyenda. Tratado miserablemente por un mundo que él ayudó a crear. Mis pensamientos están con quienes lo amaban.

    - Anthony Bourdain (@Bourdain) 5 de noviembre de 2013


    Alcance y contenido

    Serie 1: Biográfico

    La serie Biográfica abarca la inversión personal del Chef Trotter desarrollando su arte culinario. Esta serie incluye premios personales y cobertura de los medios y, lo que es más importante, una pequeña cantidad de materiales escolares universitarios y culinarios, incluidos los primeros cuadernos de recetas y manuscritos de alimentos de Trotter que brindan una idea de su desarrollo culinario y de restaurantes.

    Serie 2: Restaurantes

    La serie Restaurantes está ordenada alfabéticamente por restaurante o tema. Los elementos similares dentro de este arreglo, como invitaciones, medios o menús, se enumeran juntos cronológicamente. Los materiales incluyen artefactos, menús y cobertura de los medios, la mayor parte de los cuales son del restaurante Chef Trotter's Chicago.

    Serie 3: Proyectos culinarios

    Subserie A: General

    La serie Culinary Work contiene las actividades culinarias del chef Trotter fuera de sus restaurantes, como la producción de libros de cocina, el trabajo caritativo, las colaboraciones con otras profesiones culinarias, eventos especiales, charlas y programas de televisión. Los materiales representados están en una variedad de formatos que incluyen artefactos, cobertura de medios, menús y programas de televisión.

    Serie 3: Proyectos culinarios

    Subserie B: Separaciones entre libros de cocina y bibliotecas personales de Charlie Trotter

    Charlie Trotter mantuvo dos bibliotecas considerables: culinarias y personales. Consulte la Colección de libros de cocina de Charlie Trotter o la Biblioteca personal de Charlie Trotter para obtener más detalles.

    Su biblioteca culinaria contenía más de 1300 libros relacionados con la cocina, el vino y la industria de la restauración de todo el mundo. Además de ser autor de sus propios libros de cocina, Trotter se incluyó en compilaciones culinarias y escribió introducciones y recomendaciones a las obras de otros chefs. Además, muchos de los títulos de su colección culinaria le fueron regalados por notables chefs o editores de libros de cocina.

    La biblioteca personal de Trotter contenía más de 700 volúmenes que abarcaban numerosos temas, como arte, literatura, música, filosofía, ciencias políticas y viajes.

    Varios de los volúmenes de la Colección de libros de cocina de Charlie Trotter y, en menor medida, la Biblioteca personal de Charlie Trotter, contienen inscripciones y cartas de autores, chefs, amigos y editores. Las letras originales junto con los menús y las notas escritas a mano se han eliminado de los volúmenes de esta colección con fines de conservación. Estos materiales están ordenados alfabéticamente por quién escribió la carta a Trotter o por restaurante o tema y hacen referencia al título del que fueron eliminados. A menos que se indique específicamente, las separaciones son de la colección de libros de cocina Charlie Trotter.

    Serie 4: Fotografías

    La serie Fotografías contiene fotografías creadas tanto física como digitalmente. Las fotografías están organizadas en 4 subseries que corresponden a las designaciones de las series de la colección: 1. Biográfico, 2. Restaurantes y 3. Proyectos Culinarios con Imágenes Misceláneas organizadas en una Subserie 4. Dentro de los Proyectos Biográficos y Culinarios la ordenación es cronológica y dentro del Subserie de restaurantes, las fotografías están organizadas cronológicamente por restaurante. Un índice al final de este documento proporciona los números de fotografías de las personas identificadas. Numerosas instantáneas documentan los aniversarios 20 y 21 del restaurante Charlie Trotter en Chicago e incluyen chefs, comensales, preparación de alimentos y recepciones especiales. Las imágenes del aniversario se han conservado en la distribución de carpetas determinada por Charlie Trotter o su personal. Estas imágenes están organizadas por los eventos o actividades del personal que abarcaron los fines de semana del aniversario, incluida la preparación de la cena de celebración con chefs invitados. Varias subcarpetas contienen una subcarpeta adicional llamada "Selecciones de CT" que contiene fotografías que el personal del restaurante seleccionó para sus propósitos.

    Las fotografías que comienzan con el prefijo 1 son materiales físicos y las fotografías que comienzan con el prefijo 2 fueron creadas digitalmente y estarán disponibles en ese formato en la Sala de Lectura de Colecciones Especiales. Las fotografías con números de acceso son ampliaciones enmarcadas que incluyen una selección de fotografías de alimentos de Kipling Swehla para las publicaciones de Trotter.

    Nota: Las fotografías creadas digitalmente son todas jpegs y no de alta resolución.

    Serie 5: Publicaciones

    La serie Publications contiene libros escritos por o sobre Charlie Trotter y su restaurante.

    Nota: consulte el Colección de libros de cocina Charlie Trotter para todos los demás libros culinarios que formaban parte de su biblioteca culinaria.

    Serie 6: Artículos personales

    Esta serie incluye música y objetos que tenían un significado personal para Charlie Trotter.

    Él atribuye su amor por la música jazz a su padre, Hugh Trotter, quien de joven tocaba la trompeta en una banda llamada Trotter Sextet.

    Nota: consulte el Biblioteca personal de Charlie Trotter para selecciones de libros que formaban parte de su colección casera.


    Adiós a Charlie Trotter y las grasas trans

    It wasn’t Paula Deen’s career implosion. Nor the rise and fall of the Cronut. It wasn’t even the Sriracha apocalypse.

    This year’s most significant food moment was more seismic, an event 125 years in the making. For 2013 was the first time in a long time that the food world had something new to say about Thanksgiving. Turkey Day converged with Hanukkah, creating a holiday mashup that hasn’t happened since 1888, and won’t again for 79,000 years. Suddenly, foodies were aflutter with the possibilities of turkey-shaped menorahs and pumpkin latkes.

    Or maybe it only excited those of us in the culinary media trenches, the wretches who must reinvent the foods of both holidays year after year. Fair enough. Luckily, there were plenty of other food world distractions.

    Deen, for example. For a second year running, she earned the top spot in the “catastrophic PR” category. In 2012, she was flogged for announcing she had both diabetes and a lucrative endorsement deal for a drug to treat the condition she’d until then hidden. This summer, she acknowledged having used racial slurs in the past. Her endorsement, book and TV deals melted away faster than butter in a piping hot skillet.

    Then a few months later, another foodie fessed up to bad behavior. Nigella Lawson said she’d used cocaine and marijuana… And nobody seemed to mind.

    Heat fiends ended the year angsting over the future of Sriracha, the trendy hot sauce with the rooster on the bottle. The trouble started when people living near the Irwindale, Calif.-based Huy Fong Foods complained that odors from its manufacturing plant were burning their eyes. A court ordered the company to halt production until the odors could be brought under control.

    Then last month even shipments of already bottled Sriracha were stopped after California health officials enforced stricter guidelines that require the company to age the sauces 35 days before shipping.

    But don’t worry. Though the nation may be facing a Sriracha shortage, at least we now have enough serve-yourself frozen yogurt shops to nearly rival Starbucks’ population density… Please make it stop. I understand that trends tend to be cyclical, but let’s rush this one back to the 󈨔s, shall we?

    And while we’re at it, let’s also rid ourselves of the most overused food term of 2013&mdashcelebrity chef. There are plenty of people in the food world who truly deserve that title. They tend to be smart enough to not use it. And PR people, take note&mdashany time I see somebody described as a celebrity chef, I assume they aren’t and hit delete.

    It was a year of culinary comebacks. Wonder bread, Twinkies and a host of other Hostess Brands goodies were relaunched by new owners after disappearing in 2012 when the company went out of business.

    One thing that won’t be coming back? Artificial trans fats. The FDA announced in November it will require the food industry to phase out the ingredient that once was a staple of baked goods, microwave popcorn and fried foods.

    Better make sure you keep those new Twinkies away from school cafeterias. Federal officials this summer announced new rules to limit the calories, fat, sugar and sodium on snacks, drinks and a la carte items sold at schools during the day, an expansion of similar rules launched last year for meals. But no need to cut back just yet the changes won’t take effect until next summer.

    Meanwhile, how to trim the nearly $80 billion-a-year food stamp program was the biggest deal breaker in congressional budget talks on the five-year farm bill. The Republican-controlled House this summer passed a $4 billion annual cut, while the Democratic Senate passed a version cutting just $400 million a year. This month, they agreed to disagree until the end of January, when they’ll need to take up the issue again.

    America’s obsession with cultish hard-to-get foods was over-the-top. The McRib? So last year. The must-eat items of 2013 were all about exclusivity&mdashFrench chef Dominique Ansel’s Cronut, a croissant-doughnut hybrid, and Keizo Shimamoto’s ramen burger, a beef patty served between “buns” of ramen noodles. Trouble is, the lines were so long that by the time you got one, they were no longer hip.

    You missed those trends? You were probably busy eating Greek yogurt and kale salads. In fact, pretty much all things vegetable and vegan were hot (cue the smug look from all the hippies who knew this back in the 󈨊s). This summer’s crop of food magazines was so smitten with vegetables, they seemed to forget a lot of people like to grill meat, too.

    In other media news, the Food Network turned 20 (Bam!), ABC’s “The Chew” spit out its 500th episode, Gordon Ramsay’s Fox show “Kitchen Nightmares” went viral after featuring an Arizona couple having an epic meltdown, and popular recipe website Allrecipes.com spun off into a real world print edition with Allrecipes magazine.

    In the restaurant world, fast-food workers protested pay levels, photo apps continued to disrupt meals (and annoy restaurateurs), computer tablets increasingly displaced old-fashioned menus and order pads, and we almost lost Alice Waters’ iconic Berkeley, Calif., restaurant Chez Panisse to fire in March (it reopened this summer).

    But the food world did lose three icons. Chicago chef Charlie Trotter died at age 54 in November from a stroke. He was credited with reinvigorating fine dining in America and putting Chicago at the vanguard of the food world. Marcella Hazan, who taught generations of Americans how to create simple, fresh Italian food, died in September at 89. And Judy Rodgers, the award-winning chef behind San Francisco’s Zuni Cafe, died this month at 57.

    What’s in store for 2014? We’ve yet to crack the code for the perfect cookbook app. Will this be the year? Let’s all cross our fingers that the gluten-free bubble finally bursts. The Olympics will have us (briefly) smitten with vodka and pirozhki. Well, maybe the vodka part of that affair won’t be brief. And while veggies will still be hot, sustainable seafood could be the new kale.


    Food year in review: Hello to Cronuts, goodbye to Charlie Trotter

    FILE - This July 15, 2013 file photo shows Twinkies in Gilbert, Ariz. It was a year of culinary comebacks. Wonder bread, Twinkies and a host of other Hostess Brands goodies were relaunched by new owners after disappearing in 2012 when the company went out of business. (AP Photo/Matt York, File)

    FILE - In this June 26, 2013 file image released by NBC, celebrity chef Paula Deen appears on NBC News' "Today" show in New York. Deen dissolved into tears during a "Today" show interview about her admission that she used a racial slur in the past. For a second year running, she earned the top spot in the “catastrophic PR†category. In 2012, she was flogged for announcing she had both diabetes and a lucrative endorsement deal for a drug to treat the condition she'd until then hidden. This summer, she acknowledged having used racial slurs in the past. Her endorsement, book and TV deals melted away faster than butter in a piping hot skillet. (AP Photo/NBC, Peter Kramer, File)

    FILE - In this Oct 29, 2013 file photo, Sriracha chili sauce bottles are produced at the Huy Fong Foods factory in Irwindale, Calif. eat fiends ended the year angsting over the future of Sriracha, the trendy hot sauce with the rooster on the bottle. The trouble started when people living near the Irwindale, Calif.-based Huy Fong Foods complained that odors from its Sriracha manufacturing plant were burning their eyes. A court ordered the company to halt production until the odors could be brought under control. Then last month even shipments of already bottled Sriracha were stopped after California health officials enforced stricter guidelines that require the company to age the sauces 35 days before shipping. (AP Photo/Nick Ut, File)

    FILE - This June 3, 2013 file photo shows chef Dominique Ansel making Cronuts, a croissant-donut hybrid, at the Dominique Ansel Bakery in New York. Ansel makes only 200 to 250 Cronuts every morning and has been selling out within an hour. (AP Photo/Richard Drew, File)

    It wasn’t Paula Deen’s career implosion. Nor the rise and fall of the Cronut. It wasn’t even the Sriracha apocalypse.

    This year’s most significant food moment was more seismic, an event 125 years in the making. For 2013 was the first time in a long time that the food world had something new to say about Turkey Day.

    Thanksgiving converged with Hanukkah, creating a holiday mashup that hasn’t happened since 1888, and won’t again for 79,000 years. Suddenly, foodies were aflutter with the possibilities of turkey-shaped menorahs and pumpkin latkes.

    Or maybe it only excited those of us in the culinary media trenches, the wretches who must reinvent the foods of both holidays year after year. Fair enough. Luckily, there were plenty of other food world distractions.

    Paula Deen, por ejemplo. For a second year running, she earned the top spot in the “catastrophic PR” category.

    In 2012, she was flogged for announcing she had both diabetes and a lucrative endorsement deal for a drug to treat the condition she had hidden until then. This summer, she acknowledged having used racial slurs in the past. Her endorsement, book and TV deals melted away faster than butter in a piping-hot skillet.

    Then a few months later, another foodie fessed up to bad behavior. Nigella Lawson said she had used cocaine and marijuana. And nobody seemed to mind.

    Heat fiends ended the year agonizing over the future of Sriracha, the trendy hot sauce with the rooster on the bottle. The trouble started when people living near the Irwindale, Calif.-based Huy Fong Foods complained that odors from its manufacturing plant were burning their eyes. A court ordered the company to halt production until the odors could be brought under control.

    Then last month, even shipments of already bottled Sriracha were stopped after California health officials enforced stricter guidelines that require the company to age the sauces 35 days before shipping.

    But don’t worry. Though the nation may be facing a Sriracha shortage, at least we now have enough serve-yourself frozen yogurt shops to nearly rival Starbucks’ population density. Please make it stop. I understand that trends tend to be cyclical, but let’s rush this one back to the 󈨔s, shall we?

    And while we’re at it, let’s also rid ourselves of the most overused food term of 2013 — celebrity chef. There are plenty of people in the food world who truly deserve that title. They tend to be smart enough to not use it. And PR people, take note — any time I see somebody described as a celebrity chef, I assume they aren’t and hit delete.

    It was a year of culinary comebacks. Wonder bread, Twinkies and a host of other Hostess Brands goodies were relaunched by new owners after disappearing in 2012, when the company went out of business.

    One thing that won’t be coming back? Artificial trans fats. The FDA announced in November it will require the food industry to phase out the ingredient that once was a staple of baked goods, microwave popcorn and fried foods.

    Better make sure you keep those new Twinkies away from school cafeterias. Federal officials this summer announced new rules to limit the calories, fat, sugar and sodium on snacks, drinks and a la carte items sold at schools during the day, an expansion of similar rules launched last year for meals. But no need to cut back just yet the changes won’t take effect until next summer.

    Meanwhile, how to trim the nearly $80 billion-a-year food stamp program was the biggest deal breaker in congressional budget talks on the five-year farm bill. The Republican-controlled House this summer passed a $4 billion annual cut, while the Democratic Senate passed a version cutting just $400 million a year. This month, they agreed to disagree until the end of January, when they’ll need to take up the issue again.

    America’s obsession with cultish hard-to-get foods was over-the-top. The McRib? So last year. The must-eat items of 2013 were all about exclusivity — French chef Dominique Ansel’s Cronut, a croissant-doughnut hybrid, and Keizo Shimamoto’s ramen burger, a beef patty served between “buns” of ramen noodles. Trouble is, the lines were so long that by the time you got one, they were no longer hip.

    You missed those trends? You were probably busy eating Greek yogurt y kale salads. In fact, pretty much all things vegetable and vegan were hot (cue the smug look from all the hippies who knew this back in the 󈨊s). This summer’s crop of food magazines was so smitten with vegetables, it seemed to forget a lot of people like to grill meat, too.

    In other media news, the Food Network turned 20 (Bam!), ABC’s “The Chew” spit out its 500th episode, Gordon Ramsay’s Fox show “Kitchen Nightmares” went viral after featuring an Arizona couple having an epic meltdown, and popular recipe website Allrecipes.com spun off into a real-world print edition with Allrecipes magazine.

    In the restaurant world, fast-food workers protested pay levels, photo apps continued to disrupt meals (and annoy restaurateurs), computer tablets increasingly displaced old-fashioned menus and order pads, and we almost lost Alice Waters’ iconic Berkeley, Calif., restaurant Chez Panisse to fire in March (it reopened this summer).

    But the food world did lose three icons.

    Chicago chef Charlie Trotter died at age 54 in November from a stroke. He was credited with reinvigorating fine dining in America and putting Chicago at the vanguard of the food world.

    Marcella Hazan, who taught generations of Americans how to create simple, fresh Italian food, died in September at 89.

    Y Judy Rodgers, the award-winning chef behind San Francisco’s Zuni Cafe, died this month at 57.

    What’s in store for 2014? We’ve yet to crack the code for the perfect cookbook app. Will this be the year? Let’s all cross our fingers that the gluten-free bubble finally bursts. The Olympics will have us (briefly) smitten with vodka and pirozhki. Well, maybe the vodka part of that affair won’t be brief. And while veggies will still be hot, sustainable seafood could be the new kale.


    From Cronuts to Sriracha, 2013 a tasty year

    FILE - In this May 7, 2012 file photo, chef Charlie Trotter poses with a glass of champagne and his medal for Humanitarian of the Year during the James Beard Foundation Awards in New York. The award-winning chef died in November, a year after closing his eponymous Chicago restaurant that is credited with elevating the city's cuisine and providing a training ground for some of the nation's other best chefs. (AP Photo/Jason DeCrow, File) Photo Gallery

    It wasn’t Paula Deen’s career implosion. Nor the rise and fall of the Cronut. It wasn’t even the Sriracha apocalypse.

    This year’s most significant food moment was more seismic, an event 125 years in the making. For 2013 was the first time in a long time that the food world had something new to say about Thanksgiving. Turkey Day converged with Hanukkah, creating a holiday mashup that hasn’t happened since 1888, and won’t again for 79,000 years. Foodies were aflutter with the possibilities of turkey-shaped menorahs and pumpkin latkes.

    Or maybe it only excited those of us in the culinary media trenches. Luckily, there were plenty of other food world distractions.

    Deen, for example. For a second year, she earned the top spot in the “catastrophic PR” category. In 2012, she was flogged for announcing she had both diabetes and a lucrative endorsement deal for a drug to treat the condition she’d until then hidden. This summer, she acknowledged having used racial slurs in the past. Her endorsement, book and TV deals melted away faster than butter in a hot skillet.

    Then a few months later, another foodie fessed up to bad behavior. Nigella Lawson said she’d used cocaine and marijuana — and nobody seemed to mind.

    Heat fiends ended the year angsting over the future of Sriracha, the trendy hot sauce with the rooster on the bottle. The trouble started when people living near Irwindale, Calif.-based Huy Fong Foods complained that odors from the plant were burning their eyes. A court ordered the company to halt production until the odors could be brought under control.

    Then last month even shipments of already bottled Sriracha were stopped after California health officials enforced stricter guidelines that require the company to age the sauces 35 days before shipping.

    But don’t worry. Though the nation may be facing a Sriracha shortage, at least we now have enough serve-yourself frozen yogurt shops to nearly rival Starbucks’ population density … Please make it stop. I understand that trends tend to be cyclical, but let’s rush this one back to the 󈨔s.

    It was a year of culinary comebacks. Wonder bread, Twinkies and a host of other Hostess Brands goodies were relaunched by new owners after disappearing in 2012 when the company went out of business.

    One thing that won’t be coming back? Artificial trans fats. The FDA announced in November it will require the food industry to phase out the ingredient that once was a staple of baked goods, microwave popcorn and fried foods.

    Better make sure you keep those Twinkies away from school cafeterias. Federal officials this summer announced new rules to limit the calories, fat, sugar and sodium on snacks, drinks and a la carte items sold at schools during the day, an expansion of similar rules launched last year for meals. But no need to cut back just yet the changes won’t take effect until summer.

    America’s obsession with cultish hard-to-get foods was over-the-top. The McRib? So last year. The must-eat items of 2013 were all about exclusivity — French chef Dominique Ansel’s Cronut, a croissant-doughnut hybrid, and Keizo Shimamoto’s ramen burger, a beef patty served between “buns” of ramen noodles. Trouble is, the lines were so long that by the time you got one, they were no longer hip.

    You missed those trends? You were probably busy eating Greek yogurt and kale salads. In fact, pretty much all things vegetable and vegan were hot.

    In other media news, the Food Network turned 20 (Bam!), Gordon Ramsay’s Fox show “Kitchen Nightmares” went viral after featuring an Arizona couple having an epic meltdown, and popular recipe website Allrecipes.com spun off into a real world print edition with Allrecipes magazine.

    But the food world did lose three icons. Chicago chef Charlie Trotter died at age 54 in November from a stroke. He was credited with reinvigorating fine dining in America and putting Chicago at the vanguard of the food world. Marcella Hazan, who taught generations of Americans how to create simple, fresh Italian food, died in September at 89. And Judy Rodgers, the award-winning chef behind San Francisco’s Zuni Cafe, died this month at 57.


    The Last Post on Charlie Daniels' Twitter Account Couldn't Be More Fitting

    Don Murry Grubbs, Charlie Daniels’ publicist, confirmed that the 83-year-old died Monday morning from a hemorrhagic stroke.

    The country music giant, best known for his 1979 hit “The Devil Went Down to Georgia,” worked with other famous musicians and singers and continued to perform into his 80s.

    His website posted to confirm his death.

    “Country music and southern rock legend Charlie Daniels has passed,” the website’s news page reads. “The Country Music Hall of Fame and Grand Ole Opry member died this morning at Summit Medical Center in Hermitage, Tennessee. Doctors determined the cause of death was a hemorrhagic stroke. He was 83.”

    “My heart is crushed today after hearing that my dear friend Charlie Daniels has passed away,” Travis Tritt posted on Instagram. “Charlie was the first legendary artist to take me under his wing and encourage me when I was first getting started in the business.”

    “He was always there for me when I needed him. I have so many great memories of touring, performing, writing and recording with Charlie, but my favorite memories are of simply talking with the man when it was just the two of us alone. Farewell dear friend until we meet again. Thank you for being such a friend, mentor and inspiration to me. I will always be grateful.”

    This morning, in a tribute to the singer and musician, Daniels’ Twitter account shared a fitting piece that he performed in April 2018.

    “He’s Alive” – Charlie Daniels & World Outreach Church Worship team. – TeamCDB/BW https://t.co/8oLeAgFqZX

    — Charlie Daniels (@CharlieDaniels) July 6, 2020

    The song, “He’s Alive,” about Jesus’ resurrection, is a beautiful reminder of Daniels’ faith and reassurance of where he is now.

    “I try to make [faith] the number one thing in my life,” he told Fox News in June 2016. “I want everything I do to be affected by my faith. I’m a Christian so I want everything I do to fall in line with my Christianity and beliefs.”

    Fans have flooded the post with their farewells and fond memories.

    “Just heard the news,” wrote one. “As a long time follower I know where he is right at this moment, playing fiddle in The Heavenly Choir. R.I.P. Mr. Daniels.”

    “I will miss his music and I will miss him boldly standing up for our country,” wrote another. “And I will miss his nightly ‘Guess I’ll hang it up for tonight- goodnight planet earth.’ We’ve lost another treasure. RIP Charlie Daniels.”

    Other high-profile friends of Daniels’ also shared their fondest memories and recollections with the world.

    Brad Paisley shared some words that he’d written for his friend’s biography.

    “A tale of hard work, musical discovery, and faith, Charlie Daniels’s journey has been one of a kind,” he tweeted in a photo. “Equal parts rebel rouser and apostle, it’s no small coincidence he launched his career by beating the Devil with a fiddle in hand. I love this man, the things he stands for, and his music. What a story.”

    I wrote these words for Charlie’s biography. They ring even more true now.
    I’m so sad he’s gone.
    We have so many memories together, and I am so blessed to have known him.
    Rest In Peace my friend. We love you. @CharlieDaniels pic.twitter.com/3Pg5eWPtIf

    — Brad Paisley (@BradPaisley) July 6, 2020

    Luke Bryan also shared his sentiments, recognizing Daniel’s talent and character.

    “Just learning of the passing of this great man,” he wrote. “What a hero. A true patriot, Christian, and country music icon. Prayers to his family. Thank you for all your contributions on and off the stage. God bless you Charlie Daniels.”

    Just learning of the passing of this great man. What a hero. A true patriot, Christian, and country music icon. Prayers to his family. Thank you for all your contributions on and off the stage. God bless you Charlie Daniels. pic.twitter.com/BiQ4FlAlPc

    — Luke Bryan (@LukeBryanOnline) July 6, 2020

    In a tweet Sunday, Daniels shared a Bible verse that carried special meaning a day later.

    “For I am convinced that neither death nor life, neither angels nor demons, neither the present nor the future, nor any powers, neither height nor depth, nor anything else in all creation, will be able to separate us from the love of God that is in Christ Jesus our Lord. Romans-8,” he wrote.

    Truth and Accuracy

    We are committed to truth and accuracy in all of our journalism. Read our editorial standards.


    Ver el vídeo: Chicago chef Charlie Trotter found dead in home (Mayo 2022).